Bajó la venta de casas y la construcción se estancó

El mercado inmobiliario.
La economía argentina concluirá este año con peligro de recesión, lo que contrasta con lo ocurrido en los últimos cinco años, cuando creció a un ritmo de 6 o 7% anual.


Bajó la venta de casas y la construcción se estancó El mercado inmobiliario está sufriendo los efectos negativos, donde la venta de casas ha comenzado a caer en octubre con respecto a meses anteriores. Las casas bajaron su precio un 20%, y la construcción se ha estancado, luego del boom de los últimos años.

La crisis financiera “ha empezado a tener efectos en la Argentina, sobre todo en el comercio y en la industria. No se están haciendo operaciones como en el primer semestre, y el problema fundamental es que hay una gran incertidumbre hacia el futuro”, señaló a Hoy el secretario general de la Cámara de Comercio de La Plata, Ramón de Pinaga Nieto.

En la capital bonaerense, esta situación no tiene injerencia, aunque “la venta de inmuebles ha descendido un 20% con respecto a 2007. En cuanto a los alquileres, al haber poca oferta, hace que la demanda lo siga superando. Los precios se han mantenido estables, por ser La Plata diferente al Conurbano o el interior, donde ahí sí puede haber bajado el precio”, sostuvo Pinaga Nieto.

En cambio, Jorge Alberto Mateo, presidente del Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires, acentúa que “este año hemos visto que las escrituras se han ido estabilizando al mismo nivel que en 2007. No ha sido un año malo, es más, en mayo de este año se vivió el mes con mayor actividad de los últimos cuatro años”.

“A nivel nacional las ventas han disminuido sobre todo en el interior, pero en el Conurbano y grandes ciudades la actividad no ha caído, y esto es porque este negocio sigue siendo uno de los más rentables, y esto se da en la cantidad de escrituras que se hacen por año. La gente considera que un inmueble es una inversión razonable”, explicitó Mateo.

La recesión hace que la gente guarde el dinero y no lo gaste, y “en las calles se nota que la gente pasea y camina, pero no entra en ningún momento a los negocios, no invierte como sucedía el año pasado, que el pesito que tenían lo gastaban o invertían en una compra”, advierte Pinaga Nieto.
La crisis financiera no pasa desapercibida en la Argentina, y las soluciones a la misma deben ser políticas, pero por el momento las decisiones del Gobierno nacional brillan por su ausencia.
2009 se presenta como un año muy difícil para la Argentina, con una fuerte desaceleración en la misma, con un crecimiento acotado, lo que hará que se resientan todos los sectores de una economía endeble, y que las consecuencias se sigan agigantando con el correr de los meses.

Fuente: Diario Hoy

 
www.zandonapropiedades.com.ar
©2007